Picudo

Recibe esta denominación por el ápice apuntado y curvado de sus frutos que además presentan un pronunciado pezón.
Es la cuarta variedad en Andalucía por la importancia de la superficie plantada pero, debido a su amplia zona de difusión nunca llega a ser la variedad dominante de una comarca.
Se cultiva fundamentalmente en la zona norte de Granada y en la Campiña, valle de los Pedroches y zona Penibética Cordobesa.

Características

El árbol es muy vigoroso, de porte abierto y densidad de copa muy espesa.
Los ramos fructíferos presentan entrenudos de longitud media y son de color verde grisáceo.
Variedad muy vigorosa, considerada rústica por su elevada adaptación a suelos calizos y al exceso de humedad en el suelo.
También se le atribuye cierta tolerancia al frío. Su capacidad de enraizamiento es elevada.
Su época de floración es media y su polen presenta una elevada capacidad germinativa que hace considerarla un excelente polinizador.
La época de maduración de sus frutos es tardía y estos presentan una elevada resistencia al desprendimiento que dificulta su recolección mecanizada.

Morfología

Hoja: tamaño grande, larga y ancha.
Fruto: gran tamaño, con forma elíptica y asimétrica. En maduración de color negro.

Producto

Su aceite es muy apreciado por sus excelentes características organolépticas, aunque presenta baja estabilidad. También es apreciada como aceituna de mesa.
Es un aceite de oliva virgen que presenta un frutado característico con notas aromáticas a manzana y sabor almendrado. Fluido y equilibrado en el amargo.